La Guerra Hispanoamericana y su importancia para el comienzo del Siglo Americano.

Autor Jean Carlos Castro Valdez

La Guerra Hispanoamericana y su importancia para el comienzo del Siglo Americano.

La ultima década de los 1800’s fue un periodo importante en la historia de Estados Unidos. Este periodo es el inicio de la expansión externa de esta potencia en crecimiento. El clímax de esta expansión se alcanza en 1898 con el Trato de Paris, confirmando la victoria estadounidense sobre España. En este momento se cerraron las puertas para uno de los imperios más poderosos en la historia de la humanidad y se abrieron las puertas para otro, el estadounidense.  Este proceso de expansión estaba en virgo por varias décadas ya. En sus inicios fue propulsado atreves del Destino Manifestó, cual establecía que la república estaba destinada a expedirse hacia el pacífico. Varias décadas antes de 1898 se había completado la conquista de la parte occidental de lo que hoy es Estados Unidos. Pero ya para 1823, con la Doctrina Monroe se habían ya demostrado los intereses expansionistas y de hegemonía en el hemisferio occidental por parte de los Estados Unidos. Aun en este momento de su historia era incapaces de llevar esta política que establecía que cualquier intervención de los Estados europeos en América sería vista como un acto de agresión que requeriría la intervención de Estados Unidos. Eran incapaces ya que apenas era una nación recién creada, una economía en desarrollo, unas fuerzas armas limitas y una política anti imperialista o por lo menos oficialmente. Pero ya para 1898 la cosa había cambiado drásticamente, la nación era una potencia grande en desarrollo con mucha influencia en todo el hemisferio. Ya que mucho gran parte de imperio colonial europeo había desaparecido. Por ejemplo España solo mantenía a Cuba y Puerto Rico, de un imperio que se extendía de California hasta tierra de fuego.

Ya para el fin del siglo 19 la economía estadounidense se había expandido considerablemente, hasta el punto de tener paridad con las grandes potencias de Europa. Para esto el mercado interno no basta para mantener el crecimiento económico. Por tal razón se vio interés de expandir su influencia militar y política para asegurar se intercambió con el mercado mundial. En este periodo los imperios europeos habían pasado un siglo dividiéndose África y Asia. Mucho en el gobierno estadounidense temían que Estado Unidos iba a quedar fuera de eso juego por poder e influencia. Por tal razón personas como el almirante Mahan proponían que Estados Unidos debían obtener base en el Pacífico y en el Caribe. De las cuales predominaban Hawái, Puerto Rico y Cuba. Además, temían que su poderío naval era insuficiente para lograr las ambiciones y el papel que mucho pensaban que la nación debía tener a nivel internacional. Su armada era incapaz de tener paridad con la de los grandes imperios europeos. Pero en las décadas de 1870 y 1880, el gobierno lanzo un programa de construcción naval que coloco a Estados Unidos en el quinto lugar entre las potencias navales del mundo para 1898, y en el tercer puesto para 1900.  El interés por el Caribe era considerable ya que por ejemplo “Esa nación tenía fuerte intereses económicos en el Caribe en especial, en Cuba. Para 1894, por ejemplo, 90 % de la exportación de azúcar cubano se destinó a los Estados Unidos, frente a un 2% que llego España”.[1]Por varias décadas hubo intentos de adquirir territorios en el Caribe sin éxito.

La Guerra hispanoamericana tiene su inicio en la segunda Guerra de independencia cubana, que inicio el 24 de febrero de 1898.  Esta guerra fue muy cruel, en la cual se reportaron numerosas atrocidades por ambas partes. El público norteamericano quedo horrorizado con los reportes que provenían de la isla caribeña. A pesar de intento por los medios de comunicación por ganar el apoyo para una intervención norteamericana esta no tubo frutos. Pero el 15 de febrero de 1898 todo cambia cuando el crucero estadounidense Maine estallo y se hundió en la bahía de la Habana, Cuba. No se sabe con exactitud que ocasiono la explosión, pero rápido la prensa norteamericana acuso al gobierno español de ser responsable sin evidencia. Muchos norteamericanos supusieron firmemente que los españoles había hundió el barco, particularmente cuando una corte naval de investigaciones informo que una explosión externa, causada por minas submarina, había provocado el desastre. Aunque la evidencia sugiere que la explosión fue interna, provocada por calderas calientes cerca del depósito de municiones y pólvora.[2] La histeria de la guerra sobrecogió a todo el país y el Congreso destino unánimemente la suma de 50 millones de dólares para los preparativos militares. Después de unas negociaciones sin frutos el presidente Mackinley solicito una declaración de guerra, que fue aprobada por el Congreso el 25 de abril. Cuando inicia el conflicto el ejército regular norteamericano contaba con 28 mil soldados y oficiales, la mayoría de los cuales tenía experiencia en aplastar levantamientos indígenas, pero ninguna experiencia en guerras a mayor escala. Por tal razón tenían que confiar plenamente en las unidades de la guardia nacional, organizadas por comunidades locales y comandadas por líderes sin experiencia militar, la mayor parte del tiempo.

Una vez inicia la guerra, el comándate del escuadro de pacifico norteamericano George Dewey, zarpo hacia las Filipinas. El 1 de marzo de 1898 arribo a la bahía de Manila y destruyo completamente la envejecida flota española.  Solo un navegante estadounidense murió en combate (de insolación). Dewey fue ascendido a almirante y se convirtió en un héroe de la guerra. Meses después, luego de la llegada de la fuerza expedicionaria estadounidense, los españoles se rindieron y entregaron la cuidad de Manila. A pesar de esto, Cuba continúo siendo el principal foco de los fuerzo militares por parte de los Estados Unidos. En los inicios los comandantes estadounidenses planearon un periodo prologando de entrenamiento antes de enviar tropas a combatir en la isla. Pero una vez llegaron noticias de que la flota de española bajo el mando del almirante Pascual Cervera, logro entrar al puerto de Santiago sin ser vista por la armada estadounidense, en la costa del sur de Cuba, cambiaron los planes norteamericanos. La armada estadounidense del Atlántico reprimió a Cervera en el puerto y el comandante Nelson A. Miles, altero apresuradamente su estrategia de guerra, ordenando que una fuerza de 17 mil soldados saliera de Tampa para atacar Santiago en junio. En tanto la salida de Tampa como la llegada a Cuba fueron escenas de increíble ineptitud. La fuerza de 32 barcos y 17-20 mil soldados llego a cuba el 20 de junio. Aunque las fuerzas estadounidenses no se enfrentaron a mucha oposición.

El general estadounidense Willian R. Shafter, comándate de las fuerzas americanas en Cuba, se trasladó a la cuidad de Santiago, a la que planeaba sitiar y vencer. En el camino se enfrentó y derroto a las fuerzas españolas en Las Guasimos y, una semana después, dos batallas simultaneas, la de Caney y la de San Juan. Aunque los norteamericanos estaban en posición para tomar por asalto a Santiago, su ejército estaba tan debilitado por enfermedades que temía no poder seguir adelante. Pero Shafter no sabía que el gobierno español había decidido que Santiago estaba perdida y ordeno a Cervera evacuar la ciudad. El 3 de julio el almirante Cervera intento escapar del puerto. Los estadounidenses los esperaban y se encargaron de destruir la flota. El 16 de julio, el comandante de las fuerzas terrestres españolas se rindió en Santiago. Simultáneamente se llevaba a cabo la invasión de Puerto Rico.

En el caso de Puerto Rico, la guerra se sintió por primera vez el 12 de mayo cuando la flota estadounidense comenzó el bombardeo contra la cuidad de San Juan. Se dispararon 1,362 bombas. El 25 de julio de 1898 una fuerza de 18 mil norteamericanos comenzó a desembarcar en el pueblo Guánica, bajo el mando del general Nelson Miles. Sin mucha oposición tomaron la isla.  El 12 de agosto, Estado Unidos acepto el fin de la guerra cuando España firmo un armisticio en el que reconocía la independencia de Cuba, cedía Puerto Rico a Estados Unidos y aceptaba la ocupación norteamericana de Manila hasta que ambas naciones pudiera llegar a un acuerdo.

La anexión de Puerto Rico produjo poca controversia en la nación. Puerto Rico era importante para los interés norteamericano tanto, militar y político.  Si la anexión de Puerto Rico provoco poca controversia, la anexión de Filipina produjo un largo debate. Controlar unas islas en el Caribe cercano encajaba razonablemente en la consciencia estadounidense de su poder dominante en el hemisferio occidental. Pero contralar un territorio de gran tamaño y densamente poblado a miles de millas distancia era distinto. A pesar de la resistencia, el gobierno lo vio como la única opción ya que no quería que cayera en manos de otro imperio colonial, y pensaban que los filipinos eran incapaces de gobernarse y debía ser guiados e educado por los norteamericanos hasta llegar a ese punto en cual puedan ser independientes.

El Tratado de Paris.

El tratado de Paris se firmó el 10 de diciembre de 1898 entre España y Estado Unidos, concluyendo oficialmente la guerra hispanoamericana. Este confirmo los términos del armisticio concernientes a Cuba, Puerto Rico y Guam. Los negociadores estadounidenses habían atemorizado a los españoles al exigirles que también cedieran Filipinas a Estados Unidos, pero un ofrecimiento de 20 millones de dólares por la isla suavizo la resistencia de España. Aunque Cuba obtiene su independencia en 1901.  El tratado tubo fuerte residencia en el senado por el movimiento antiimperialista. Pero a pesar de esto el 6 de febrero de 1899 el Senado ratifico el tratado. [3]

Conclusión: 

 La guerra fue el comienzo de imperialismo norteamericano. Al culminar la guerra Estados Unidos adquirió territorio lejos de sus fronteras, en algunos casos a miles de millas de tus territorios. Aunque su imperio era pequeño en comparación con el de los grandes imperios europeos como el de: Gran Bretaña, Francia, Alemania y otros, este fue el comienzo de una política de intervencionismo primero en América Latina, dicha política que se va a extender a todas partes del mundo. En menos de medio siglo del fin de este conflicto, Estado Unidos tendría bases por todo el mundo, tendría fuerza de ocupación tanto en Europa como en Asia. La republica que se hacía llamar antiimperialista había obtenido su propio imperio colonial, y aun esas colonias como Puerto Rico y Guam permanecen bajo su ala. Todo comenzó con esta victoria, que le permitió proyectar su poder económico, político y militar primero en el hemisferio occidental y después en el resto del mundo.

[4]

Bibliografía:

  1. Alan Brinley, Historia de Estados Unidos, sexta edición
  2. 2Francisco Moscos, Lizette Cabrera, Historia de Puerto Rico
  3. Cesar J. Ayala, Rafael Bernabe, Puerto Rico en el siglo americano: su historia desde 1898
  4. Mark Barnes (2010). The Spanish–American War and Philippine Insurrection, 1898–1902
  5. Kenneth E. Hendrickson Jr., The Spanish American War
  6. (n.d.). Retrieved from https://www.loc.gov/law/help/usconlaw/pdf/Maine.1898.pdf.
  7. Treaty of Peace Between the United States and Spain; December 10, 1898. (n.d.). Retrieved from https://avalon.law.yale.edu/19th_century/sp1898.asp.
  8. Cornell University Library. (n.d.). 10,000 Miles From Tip to Tip – Cornell University Library Digital Collections. Retrieved from https://digital.library.cornell.edu/catalog/ss:3293830.

[1] (Historia de Puerto, Cabrera- Moscoso, pag 220).

[2] (n.d.). Retrieved from https://www.loc.gov/law/help/usconlaw/pdf/Maine.1898.pdf.

[3] Treaty of Peace Between the United States and Spain; December 10, 1898. (n.d.). Retrieved from https://avalon.law.yale.edu/19th_century/sp1898.asp.

[4] Cornell University Library. (n.d.). 10,000 Miles From Tip to Tip – Cornell University Library Digital Collections. Retrieved from https://digital.library.cornell.edu/catalog/ss:3293830.

Publicado por Jean Carlos

Amo la historia, en especial historia de Europa, Estado Unidos y Latino America, pero no limitado a estás áreas. Bachillerato en Historia de Europa, UPRRP. #23

Un comentario en “La Guerra Hispanoamericana y su importancia para el comienzo del Siglo Americano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: